La bandeja higiénica de los gatos – Gatos

Artículo relacionado con Gatos /

Los gatos acuden de forma instintiva a la bandeja higiénica o recipiente con arena donde hacen sus evacuación, una vez que dejan de alimentarse con cuajada materna. Todos los gatos lo saben hacer. De todos modos, conviene tener en cuenta una serie de consejos para que tu pícaro utilice sin problemas esta bandeja.

En primer oportunidad, un pícaro debe tener espacio suficiente para hacer sus deposiciones en la bandeja higiénica. Al felino le gusta indagar antaño y a posteriori y por  ello necesita moverse con cierta comodidad y holgura en el interior de la bandeja. Así, la bandeja se debe ajustar al tamaño del pícaro para que se mueva a gracia en su interior.

Minino en su bandeja higiénica

HOy en día, hay bandejas higiénicas cerradas, pero muchos gatos no se sienten a gracia en ellas y pueden por ello no usarlas. Hay que ver lo que necesita cada pícaro, no marearle con modas modernas si no son de su gozo.

En caso de que el pícaro no se adapte la bandeja higiénica cerrada, no hay que  insistir para que lo haga, pues el felino podría perder los buenos hábitos a la hora de hacer sus evacuación en el interior de la bandeja y ocurrir a hacerlo en cualquier rincón de la vivienda. 

Sea cual sea la referéndum de la bandeja, lo más  importante es que el pícaro se sienta cómodo en ella y la utilice sin problemas. Es para él, no para el amo.

Por otro costado,  el sitio donde se coloca la bandeja higiénica del pícaro es fundamental para que el animal tenga intimidad. Hay que  evitar las zonas de paso, donde se moleste al felino cuando usa la bandeja de deposiciones.

Los gatos son animales harto limpios, con lo que se aconseja  que la bandeja se encuentre allí de su plato de comida y bebida. Para que un pícaro utilice  su bandeja higiénica de guisa adecuada, el animal  debe sentirse cómodo, protegido y seguro.

Adicionalmente, la bandeja higiénica del pícaro se puede rellenar con varias clases de arena, desde perfumada o conglomerante hasta con forma de grandes perlas poder extra absorbente de la humedad. En este punto, igualmente es esencia el gracia del pícaro.

La cantidad de arena en la bandeja higiénica del felino tiene que ser profuso, pero hay que evitar que rebose, para impedir que termine en el suelo cuando el pícaro escarba y se mueve en el interior del recipiente.

Por postrer, para quitar la arena de la bandeja higiénica, se deben retirar los restos de heces a diario y cambiar la arena cada tres días o cuatro días, como mayor, una vez a la semana si la arena es capaz de absorber mucho.

Esperamos que hayas disfrutado al adivinar este artículo tanto como nosotros disfrutamos al escribirlo, nos seguiremos esforzando cada ves más día a día para trate más contenidos de calidad

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario