Cómo saber cuándo parar de darle papilla al agapornis papillero РAgapornis

Encontrá todo la información relacionada a  Pájaros


Si tienes o quieres conseguir un agapornis papillero has de asimilar que, exceptuado contrario, comerá al menos cuatro veces al día (a las 8, las 14, las 19, y las 23-00 horas). Con el paso de los días tienes que ir reduciéndole la papilla y aumentando las horas en las que le das papilla.

Ahora, para muchos principiantes esto es un problema porque temen adelantarse a la hora de quitar tomas y si se rigen por la existencia del p√°jaro a veces se puede cometer el error de quitarle papilla cuando a√ļn necesita de ella.

Por eso desde aquí te damos algunas claves:

  1. No quites tomas de papilla hasta que veas que el agapornis come poco de mijo en rama. Normalmente hay que ponerle mijo en la caja a los 30 días de existencia. Al principio no la toca por lo que hay que arriesgar con ella para hacérsela atractiva. Por otra parte, hay que tener en cuenta que  no es sólo que la pique sino que encuentres cáscaras en la caja o en donde le pongas el mijo. Eso te dirá que ya ha empezado a ingerir poco sólido. Quita una toma cuando veas bastantes cáscaras, no sólo unas pocas.
  2. La venidero toma se quita cuando llega a comerse al menos media rama de mijo y picotea poco de la mixtura o el pienso que le pongas.
  3. La √ļltima toma que has de dejarle es la de la incertidumbre. Normalmente, cuando est√° a dos tomas, una por la ma√Īana y otra por la incertidumbre, el mismo p√°jaro deja de tomar papilla. Por ejemplo, en mi caso, el p√°jaro que tengo ahora, ha dejado de querer papilla por la ma√Īana y por la incertidumbre. Aunque a√ļn le mantengo la de la incertidumbre, en un par de d√≠as ya no har√° error porque se llega a ingerir toda una rama de mijo entera al d√≠a as√≠ como poco de los comederos de mixtura y pienso.

Esperamos que hayas disfrutado al descifrar esta mensaje como nosotros disfrutamos al publicarla para ti, nos seguiremos esforzando día a día para traerte más contenidos de calidad

Deja un comentario