Conocé todo Atando su caballo o potro con seguridad


Estás en caballos РCuidado del heroína Atando su heroína o potro con seguridad


Siempre que est√© acicalando o ensill√°ndose, tendr√° que amarrar a su hero√≠na. Los caballos y ponis se pueden atar con una cuerda de plomo, amarres de remolque o amarres cruzados. No importa lo que se use, el ce√Īido debe hacerse de la guisa m√°s segura para el manejador y el hero√≠na.

Existe cierto debate sobre si los caballos deben o no deben ser atados ¬ęs√≥lidos¬Ľ. Atar los medios s√≥lidos para atar de modo que sea casi inalcanzable que el hero√≠na se libere. Por el perfectamente del hero√≠na o del hero√≠na, probablemente sea mejor si los manejadores no se atan s√≥lidamente. Si un hero√≠na est√° muy asustado mientras est√° ce√Īido, podr√≠a entrar en p√°nico, guerrear y lesionarse el cuello y la espalda. El objetivo debe ser ense√Īar a tu hero√≠na a no estar ce√Īido sino a pararse. Un hero√≠na que se ense√Īa a pararse no desafiar√° las cuerdas con las que est√° ce√Īido.¬†

A veces, hay que equilibrar la seguridad del heroína con la seguridad de las personas. Puede tener situaciones en las que es más seguro atarse sólido que tener un heroína muy asustado que se aleja y se vara a una multitud de personas o a una carretera concurrida. Cuando trabajamos con nuestros caballos en un corral o en el establo, es más seguro atar al heroína, de modo que la cuerda o la corbata se liberen si se produce un pánico.

Idealmente, la cuerda debe estar unida a la c√ļspide del pecho o superior. La cuerda debe estar amarrada para que no cuelgue lo suficientemente v√≠ctima como para que se la pise, pero siquiera para que est√© tan reincorporaci√≥n o tan apretada que la habitante del hero√≠na est√© restringida.

Nunca ate a una correa, con las riendas, ni a la broca de ninguna guisa. Si el heroína lucha, podría lesionarse gravemente la boca.

Siempre ate a un poste, hormaza o tabique que est√© firmemente anclado y que no se suelte si el hero√≠na tira de √©l. El objetivo es hacer que se rompa la cuerda de ligadura en empleo de la estructura a la que est√° ce√Īido o el cuello del hero√≠na. No ate su hero√≠na o pony a falta que se mueva. Si est√°s en un espect√°culo de caballos o en un sendero, ten cuidado al atar a las cercas. Los mensajes antiguos pueden ser d√©biles en la parte inferior y pueden ser arrancados por tu hero√≠na.

No ates a

  • troncos en el suelo
  • tablas sueltas o delgadas
  • carriles de la cerca
  • sillas de jardin
  • compuertas de camiones
  • cualquier otra cosa que no est√© perfectamente anclada.

Lazos cruzados

En un almacén con espacios de trabajo o pasillos espaciosos, las traviesas aseguran a su heroína y facilitan el trabajo en todas direcciones cuando se acicala o se levanta. Las ataduras deben ser lo suficientemente largas para que el heroína baje la habitante cómodamente, pero no tanto como para que el heroína pueda enzarzarse o incluso tener lugar por encima de la cuerda.

Se pueden hacer que las traviesas se liberen f√°cilmente al unir los extremos a trav√©s de los lazos de los cordones de ligadura o cuerdas fuertes. Se puede usar una prenda el√°stica de ¬Ĺ pulgada si te gusta la idea de una corbata que se flexione cuando el hero√≠na tira de ella un poco, pero se romper√° si el hero√≠na lucha. Las cadenas no son una gran idea para los lazos cruzados. Si un hero√≠na en p√°nico se suelta con las cadenas atadas, las cadenas pueden moverse y causar lesiones tanto al hero√≠na como al tutor.

Trailer Corbatas

Los amarres del remolque funcionan perfectamente si est√° amarrado en un remolque / poste. Aseg√ļrese de que los amarres de su remolque sean lo suficientemente largos para que la habitante de su hero√≠na no est√© demasiado restringida. Algunos amarres est√°n hechos de 18 ¬ęde extenso, y no lo suficientemente largos para usarlos mientras trabaja con su hero√≠na; Tu hero√≠na no podr√° mover su habitante l√≥gicamente. Las correas de remolque m√°s largas y ajustables (aproximadamente 3 pies de extenso) con broches de fuga r√°pida son ideales. Aseg√ļrese de que las broches de presi√≥n no est√©n r√≠gidos con el √≥xido o el hielo del invierno, de modo que, en caso de emergencia, funcionen como deben.

Cuerdas de plomo

Una cuerda de algod√≥n, de 1 pulgada a 1 ¬Ĺ pulgadas de di√°metro, es ideal para cuerdas de plomo. Los v√°stagos planos de cuero o correas no son ideales para atar. Nuevamente, los lazos de cordones, cuerdas o el√°sticos de la ropa del fiador hacen las ataduras seguras m√°s o menos de un poste de la cerca. Ate lo suficientemente suspensi√≥n como para que el hero√≠na no pueda tener lugar por encima de la cuerda, pero no tanto como para restringir el movimiento de la habitante del hero√≠na. Revise sus cuerdas a menudo para ver si est√°n desgastadas, por ejemplo, en el sendero o en un espect√°culo ecuestre. Use un nudo de fuga r√°pida para que, si su hero√≠na est√° luchando, pueda tirar f√°cilmente del extremo de la cuerda y liberar al hero√≠na.

Deja un comentario