Conocé todo Cobertizos incompletos en reptiles


Estás en Pequeñas mascotas – mascotas exóticas Cobertizos incompletos en reptiles


Hay muchos problemas que pueden contribuir a la aniquilación de problemas o cobertizos incompletos, pero el problema más global en niveles de humedad inadecuados. Otros factores incluyen infecciones en la piel, lesiones en la piel (incluidas cicatrices antiguas), parásitos, desnutrición y calefacción o iluminación inadecuadas. Por esta razón, si la aniquilación incompleta es un problema, es una buena idea consultar con un veterinario de reptiles para descartar causas médicas. Siempre es importante comprobar de que está proporcionando niveles adecuados de humedad para evitar los problemas de derrames, pero recuerde que demasiada humedad puede causar otros problemas. Averigüe la humedad ideal para cualquier especie que tenga, y obtenga una higrómetro para comprobar de amparar la humedad en el rango adecuado para su reptil. Encima, asegúrese de proporcionar los rangos de temperatura adecuados, la iluminación (por ejemplo, lámparas UVB de calidad para las especies que las necesitan) y una dieta ideal.

Problemas de derramamiento en serpientes
Las serpientes generalmente arrojan sus pieles en una sábana completa, comenzando por la hocico y trabajando hasta la nalgas (su piel se desprende un poco como un calcetín que se da dorso cuando se lo quita). Cuando hay problemas con el derramamiento, la piel del cobertizo no está completa y la piel se desprende en parches (y en algunas áreas la piel puede no desprenderse en invariable). Las tapas oculares retenidas, donde la escalera protectora que cubre el ojo no se desprende de la piel, además pueden ser un problema.

Para una serpiente que tiene problemas con el derramamiento, puede intentar sumergir la serpiente en una tina de agua tibia unas cuantas veces al día. Asegúrese de que el agua cubra el cuerpo pero no sea demasiado profundo o su serpiente puede ahogarse y supervise a su serpiente durante el remojo. Envolver a la serpiente en toallas húmedas y calientes además puede funcionar, ya que la fricción de las toallas a medida que la serpiente se mueve puede ayudar a quitar la piel; Algunos cuidadores colocan a las serpientes con problemas de desprendimiento en una bolsa de tela húmeda (como una manguita de almohada) durante unas horas. Proporcionar un refugio de humedad además es una buena forma de darle paso a una serpiente a un dominio de veterano humedad. Para las serpientes arbóreas, intente rociar regularmente.

Arrojando problemas en los lagartos
Los lagartos generalmente se deshacen de la piel en parches, pero pueden ocurrir problemas cuando partes de la piel no se desprenden durante el cobertizo. Esto puede ser especialmente un problema en torno a de los dedos de los pies, la nalgas y la almohadilla de las dificultades dorsales (por ejemplo, en las iguanas). En estas áreas, la piel que no se desprende puede secarse y contraerse en torno a de los dedos de los pies, la nalgas o las dificultades, y puede causar la pérdida de estos apéndices. Por lo normal, la aniquilación se realiza interiormente de una o dos semanas y, a veces, se producen una encima de la otra, por lo que a veces puede ser difícil retener si un cobertizo avanza normalmente o no. En normal, toda la piel se debe desprender interiormente de un par de semanas una vez que se haya iniciado el desprendimiento.

Para los lagartos con problemas de derramamiento, el tratamiento es muy parecido al de las serpientes. Proporcionar un baño caliente unas cuantas veces al día puede ayudar. Una capa de humedad además puede ser muy útil para algunos lagartos, como los geckos leopardo; Para otros, como los dragones de agua, pruebe la nebulización regular. Nuevamente, asegúrese de que el circuito se mantenga en el rango de humedad ideal para las especies que mantiene. Los pedazos de piel en torno a de los dedos de los pies, las dificultades dorsales y las puntas de la nalgas pueden faltar un frotación suave, pero tenga particular cuidado con la nalgas, ya que algunas lagartijas solo dejarán caer sus colas como defensa.

Arrojando problemas en las tortugas
Las tortugas arrojan la piel sobre sus cabezas, colas y patas. La piel de sus cuerpos a menudo se deshace en trozos irregulares. Para las especies acuáticas, los problemas con el derramamiento de la piel no son comunes. Para las especies terrestres, el remojo o la nebulización suele ser suficiente para ayudar a la aniquilación. Las especies acuáticas además arrojan la capa foráneo de los escudos en sus conchas. Escudos retenidos, donde la capa foráneo del escudete no se elimina, puede ser un problema. Los escudos retenidos son propensos a la infección y generalmente son el resultado de problemas de manejo. Particularmente, las tortugas deben escaparse del agua el tiempo suficiente para enflaquecer sus conchas (baje un poco la temperatura del agua si su tortuga no sale a tomar el sol). Encima, la exposición suficiente a la luz UVB y una buena avituallamiento son importantes para la aniquilación adecuada de los escudos. Si su tortuga está conservando escudos, consulte a su veterinario de reptiles para que le aconseje.

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario