Conocé todo Diez cosas que debes saber antes de adoptar un pájaro


Est√°s en Fundamentos de aves de loros y mascotas – Asimilaci√≥n de aves Diez cosas que debes memorizar anta√Īo de adoptar un p√°jaro


Vos tambien De Verdad Quiero un pájaro mascota. Tanto de hecho, que ya ha electo un nombre, ha electo un circunscripción para la embalaje de su mascota y ha buscado en Internet información sobre sus especies favoritas. Si proporcionadamente puede pensar que está proporcionadamente preparado para sumergirse en el mundo de la propiedad de aves, hay muchos aspectos sobre cómo sostener un ave que la mayoría de los propietarios no descubren hasta a posteriori de haberla comprado, y la mayoría de las veces , desearían haberlo sabido de antemano.

Siga leyendo para obtener una idea de lo que en realidad se necesita para cuidar un ave a diario. ¬°Puede que se sorprenda al descubrir que invitar a un amigo con plumas a su vida puede requerir algunos cambios de estilo de vida en su nombre!
 

  • Es posible que necesite nuevos utensilios de cocina. Los utensilios de cocina de tefl√≥n o antiadherentes pueden ser fatales para los loros y otras aves de compa√Ī√≠a. El recubrimiento emite un humo inodoro cuando se calienta que puede matar a un ave en cuesti√≥n de minutos. Esto significa que todos los utensilios de cocina antiadherentes que tenga deben irse, y tendr√° que alterar en ollas y sartenes hechas de hoja inoxidable u otra sustancia segura.
  • Diga adi√≥s a las velas y los ambientadores. Al igual que con el tefl√≥n y otros humos, las velas arom√°ticas, los aceites arom√°ticos y los ambientadores pueden representar un peligro para la lozan√≠a cuando los usa cerca de su mascota. Las aves tienen sistemas respiratorios extremadamente sensibles y son f√°ciles de pasar por los productos qu√≠micos y los humos.
  • No fumar en la casa. Per√≠odo. Lo has adivinado: el humo del cigarrillo es tan malo para tu ave como para ti. (Si no es peor) Si elige usar productos de tabaco, √ļselos fuera de su ave para mantenerlo seguro y saludable. ¬°Y no olvide lavarse las manos anta√Īo de manipular a su ave si ha fumado recientemente!
  • Planea levantarse temprano. Las aves se despiertan con el sol o cuando las descubres cada ma√Īana. Entonces est√°n listos para comenzar sus d√≠as temprano. Ellos ser√° esperar que hagas lo mismo. Prep√°rese para ajustar su horario de sue√Īo seg√ļn sea necesario para acomodar a su amigo con plumas. Tu p√°jaro necesitar√° su desayuno poco a posteriori de despertarse, y tendr√°s que estar all√≠ para servirlo.
  • Volver en un buen hueco. Las aves son congruo desordenadas para ponerlo a la ligera. En muchos casos, deber√° barrer o aspirar diariamente para mantenerse al d√≠a con el flujo constante de migas de vegetales y otros desechos que se acumular√°n rodeando de la embalaje de su mascota. Aseg√ļrese de estar preparado para esta tarea anta√Īo de traer un p√°jaro a su hogar.
  • Es posible que deba deshacerse de algunas de sus plantas de interior. Muchas de las plantas de interior que se mantienen com√ļnmente son t√≥xicas para las aves y podr√≠an matar a tu ave si las lastima. Necesitar√° encontrar nuevos hogares para ellos anta√Īo de adoptar a su amigo con plumas.
  • Tendr√°s que atender lo que te pones. Las aves se sienten l√≥gicamente atra√≠das por los objetos brillantes, lo que hace que objetos como joyas y lentejuelas sean grandes objetivos. Deber√° quit√°rselos anta√Īo de manipular a su ave para defenderse, proteger a su mascota y sus objetos. Adicionalmente, debes estar preparado para perder muchos ordenanza a tu amigo emplumado. Es una buena idea tener algunos repuestos y un peque√Īo kit de costura a mano.
  • Ser due√Īo de un ave lleva mucho tiempo. Las aves no se domestican como los gatos y los perros, por lo que deben socializarse de forma individual. Si transacci√≥n un ave socializada, con las manos, puede estar seguro de que se dedic√≥ mucho tiempo y esfuerzo a dar forma a su peque√Īa personalidad. Para sostener los frutos de todo ese trabajo, debe poder manejar e interactuar con su ave todos los d√≠as. Por separado de eso, la virtud diaria de la embalaje todav√≠a toma m√°s tiempo del que muchos est√°n dispuestos a librarse. Debe estar absolutamente seguro de poder ocuparse el tiempo suficiente para sostener un p√°jaro anta√Īo de comprar uno.
  • Tendr√°s que tener un poco de ruido. Claro, algunas aves pueden platicar, pero todas pueden silbar, chirriar, propagar, chillar, twittear o zurear, entre otras cosas. Su ave probablemente har√° una variedad de estos ruidos, y puede que no siempre sea en el momento en que quiera escucharlos. Si quieres tener un ave, tendr√°s que encontrar una guisa de hacer frente.
  • No esperes que tu ave sea una palomilla social. Puede que termines con un p√°jaro que est√° completamente socializado cuando tratas con √©l, pero ella se niega a tolerar a otras personas. Si proporcionadamente hay ciertas especies que son m√°s propensas a convertirse en ¬ęaves de una persona¬Ľ que en otras, puede ocurrirle a cualquier ave, especialmente si solo una persona se preocupa por ella e interact√ļa con ella. Si est√° comprando un ave para su grupo, es imperativo que todos aprendan todo lo que puedan sobre el ave y participen en su cuidado y mantenimiento. De lo contrario, su mascota puede atreverse desafiar a favoritos, lo que puede causar dolor en los dedos y herir los sentimientos.

Si est√° preparado para batallar con todos los problemas en esta √≠ndice y m√°s, entonces un ave puede ser una mascota ideal para usted. Recuerde, cuanta m√°s investigaci√≥n haga anta√Īo de comprar o adoptar un ave, mejor estar√° usted y su amigo con plumas. A pesar de que se requiere esfuerzo para tener un ave como mascota, la relaci√≥n que pueden formar juntos hace que valga la pena, solo preg√ļntele a cualquiera que tenga sus propias aves, y estar√°n m√°s que felices de cont√°rselo. todos acerca de eso

Por patrocinio recuerde que la prohijamiento siempre es una buena opci√≥n. Hay muchos capital disponibles para acotar un ave compa√Īera que necesita un hogar. Por patrocinio, explore estas opciones.¬†

Editado por: Patricia Sund

Deja un comentario