Conocé todo Distemper in Puppies


Estás en Primeros pasos – Cachorros Distemper in Puppies


El malestar en los cachorros es similar al virus del sarampión humano y es la enfermedad infecciosa canina más global del sistema nervioso. Durante su vida, la mayoría de los perros estarán expuestos al moquillo y los cachorros tienen el viejo peligro. El moquillo además infecta al lobo, el coyote, el mapache, el hurón, el visón, la mofeta, la nutria y la comadreja. Los animales salvajes mantienen vivo el virus, por lo que incluso décadas de inmunización efectiva no han eliminado la enfermedad. Las vacunas no son 100% efectivas, pero brindan la mejor protección para su hijo.

Los síntomas de distemper en cachorros

Los cachorros sufren pérdida de apetito, diarrea amarillenta, dificultad para respirar y síntomas del sistema nervioso central, como convulsiones, cambios de comportamiento, afición y yerro de coordinación. Una característica característica de secreción gruesa a amarilla de los fanales y la ñatas a menudo se desarrolla y se parece a la secreción nasal de un resfriado. Si correctamente estos primeros síntomas pueden parecer un resfriado global, en ingenuidad son signos de una enfermedad reservado.

La infección del sistema respiratorio incita a los cachorros a toser y desarrollar pulmonía. La infección gastrointestinal puede causar diarrea sanguinolenta o llena de mucosidad. Los fanales infectados pueden ulcerarse o incluso volverse ciegos, y la piel (particularmente las almohadillas de las patas) puede engrosarse, agrietarse y abusar.

Causas de Distemper en cachorros

El distemper es en gran medida contagioso y muchas veces nefasto. El virus se elimina en la saliva, las secreciones respiratorias, la orina y las heces. El malestar se propaga de la misma modo que un virus frío se propaga en las personas: el virus se transmite al estornudar y toser, o cuando su hijo olfatea objetos contaminados.

El aumento de la exposición a otros perros aumenta el peligro, por lo que los cachorros que son criados, internados regularmente, que se muestran en competición o cazados son más susceptibles. Los cachorros adoptados de fuentes llenas de estrés, como los refugios de animales o las tiendas de mascotas, a menudo se enferman, especialmente durante las edades de 9 a 12 semanas. Pueden relucir saludables mientras incuban la enfermedad, incluso luego de la inmunización, y enfermarse una vez en su nuevo hogar. El diagnosis se puede hacer típicamente basado en los signos de la enfermedad.

Período de Incubación Distemper

La incubación es el tiempo que transcurre desde la exposición hasta el avance de signos de enfermedad. Dos días luego de la infección, el virus se propaga a los ganglios linfáticos y las amígdalas y luego a todo el cuerpo a la núcleo ósea, el bazo y otros ganglios linfáticos.

Adentro de cinco días, el virus comienza a destruir los glóbulos blancos y los cachorros desarrollan fiebre durante uno o dos días. El virus ataca varios tejidos corporales, especialmente las células que recubren las superficies del cuerpo como la piel, los fanales, el tracto respiratorio, el tracto urinario y las membranas mucosas que recubren el tracto gastrointestinal. El virus además infecta los riñones, el hígado, el bazo, el cerebro y la núcleo espinal. Si el hijo infectado sobrevive o no depende de la efectividad del sistema inmunitario individual del perro.

De nueve a 14 días luego de la infección, el 75 por ciento de los perros que tienen sistemas inmunitarios competentes vencerán el virus. Pero las crías jóvenes no tienen sistemas inmunológicos maduros; es por eso que aproximadamente el 85 por ciento de los cachorros expuestos al virus cuando tienen menos de una semana de etapa desarrollan un moquillo internamente de dos a cinco semanas y mueren. Los cachorros de etapa avanzadilla y los perros adultos desarrollan enfermedades fatales solo en torno a del 30 por ciento de las veces.

Tratar el distemper

Los cachorros con síntomas graves generalmente mueren internamente de las tres semanas, a menos que estén hospitalizados y reciban atención de apoyo. Los propietarios pueden proporcionar algunos cuidados de dispensario en el hogar.

Los perros enfermos pueden percibir antibióticos para combatir las infecciones que resultan de un sistema inmunitario reprimido. La terapia con líquidos y los medicamentos ayudan a controlar la diarrea y los vómitos para contrarrestar la deshidratación. Puede ser necesario tomar medicamentos anticonvulsivos para controlar las convulsiones. Ningún tratamiento individual es específico o siempre efectivo y puede aceptar una terapia continua hasta seis semanas para vencer la enfermedad.

Cada hijo argumenta de modo diferente al tratamiento. Para algunos, los síntomas mejoran y luego empeoran antiguamente de la recuperación. Otros no muestran mejoría a pesar del tratamiento agresivo. Consulte con su veterinario antiguamente de tomar la valentía desgarradora de inmolar a un hijo enfermo.

Los perros que sobreviven a la infección durante la crianza pueden sufrir hipoplasia del esmalte: esmalte dental poco desarrollado que está picado y descolorido. Incluso los perros que se recuperan de una infección pueden sufrir un daño permanente en el sistema nervioso central que provoca convulsiones o parálisis recurrentes durante el resto de la vida del perro. Proteja a su hijo con las vacunas preventivas recomendadas por su veterinario y evite el contacto con otros perros no vacunados.

Prevención del Distemper en cachorros

Con mucho, la forma más simple y efectiva de advertir el moquillo es inmunizar a su hijo. La vacuna contra el moquillo es parte de la vacuna combinada DHPP; Las literatura representan moquillo, adenovirus 2 (hepatitis infecciosa canina), parainfluenza y parvovirus.

Las crías recuperadas eliminan el virus por hasta 90 días y pueden infectar a otros perros sanos. Los perros enfermos deben ser puestos en cuarentena allá de los animales sanos. El virus puede existir en un estado de congelación durante muchos abriles, descongelar y aún infectar a su perro. Sin confiscación, es relativamente inestable en condiciones de calor o seco y puede ser eliminado por la mayoría de los desinfectantes, como la cernada doméstica.

Deja un comentario