Conocé todo Enfermedad hepática en perros


Est√°s en Vigor y bienestar de los perros – Enfermedades y trastornos de los perros Enfermedad hep√°tica en perros


El hígado es responsable de varios procesos en el cuerpo de un perro. Crea humor para ayudar a la digestión y ayuda a eliminar los desechos del cuerpo. El hígado incluso ayuda a un perro a metabolizar grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Adicionalmente, el hígado filtra las toxinas y los desechos que se encuentran en los alimentos y medicamentos.

Un perro con enfermedad hep√°tica puede tener problemas para realizar algunos de estos procesos biol√≥gicos, lo que puede aceptar a una mascota efectivamente enferma. Pero algunos problemas del h√≠gado son m√°s serios que otros. Instruirse a detectar problemas hep√°ticos ayer de que se conviertan en una enfermedad en toda regla puede organizar el da√Īo hep√°tico y hacer que un perro enfermo recupere la sanidad.

Los síntomas de la enfermedad hepática en los perros

Muchos tipos de problemas hepáticos pueden aparecer en un perro, causando una multitud de síntomas específicos para el tipo. Sin retención, un perro enfermo es tratable de detectar y los signos comunes pueden incluir aturdimiento, vómitos, pérdida de apetito y diarrea. La ictericia (una coloración amarillenta de los fanales, la lenguaje o las membranas mucosas) es, específicamente, un signo revelador de que poco está mal con el hígado de su perro. Si su perro exhibe este tinte amarillo y incluso muestra un panza distendido, una marcha inestable, o si tiene fiebre o experimenta convulsiones, llame a su veterinario de inmediato.

Por supuesto, cualquier signo de enfermedad puede ser causado por un problema en el cuerpo que no está relacionado con el hígado. Una reconocimiento al veterinario deducirá el problema.

Causas y tipos de enfermedad hep√°tica

La enfermedad hep√°tica tiene muchas causas diferentes, dependiendo del tipo. Y cada tipo es √ļnico para una forma particular de la enfermedad. La enfermedad hep√°tica aguda (o insuficiencia hep√°tica aguda) se refiere a un problema que aparece repentinamente y afecta la capacidad del h√≠gado para funcionar. En algunos casos, parte del h√≠gado se vuelve necr√≥tico (o muere). La enfermedad hep√°tica aguda puede desarrollarse luego de la exposici√≥n a una sustancia t√≥xica o ponzo√Īa. Y mientras que algunas toxinas afectan directamente la funci√≥n hep√°tica, otras causan la equivocaci√≥n de diferentes √≥rganos, lo que lleva a un da√Īo hep√°tico secundario. El da√Īo hep√°tico agudo incluso puede ocurrir luego de la exposici√≥n al calor excesivo (¬°no deje a su mascota en un carro caliente!) O de un flujo inhibido de fluidos al h√≠gado y los tejidos circundantes.

La obstrucci√≥n del conducto biliar se produce cuando los tubos que transportan la humor desde el h√≠gado hasta la ves√≠cula biliar se bloquean. La inflamaci√≥n generalizada, una infecci√≥n, un tumor o incluso un trastorno de los m√ļsculos que controlan los √≥rganos puede ser el culpable.

Una derivación portosistémica, incluso convocatoria derivación hepática, ocurre cuando la crimen del estómago, los intestinos, el páncreas y el bazo se desvían del hígado. Esto evita la filtración de toxinas, que luego pueden acumularse en el cuerpo, lo que lleva a una variedad de síntomas, incluyendo convulsiones. Una derivación hepática puede estar presente al emanar o desarrollarse correcto a otro problema hepático.

Las infecciones virales, bacterianas, f√ļngicas o parasitarias incluso pueden causar problemas cr√≥nicos del h√≠gado. La leptospirosis, por ejemplo, es una germen que se encuentra en la orina de roedores y animales silvestres. Esta germen, cuando es ingerida por un perro no vacunado, puede causar un da√Īo hep√°tico importante. La hepatitis activa cr√≥nica incluso puede ser causada por una infecci√≥n, por toxinas o por otros da√Īos que el h√≠gado no puede recuperar por completo.

Los tumores hepáticos y el cáncer, mientras que son más comunes en perros mayores, pueden ocurrir en cualquier etapa de la vida. Y aunque no todos los tumores son cancerosos y no todos los tipos de cáncer se manifiestan como un tumor, una anomalía en el hígado o en un tejido cercano puede afectar su capacidad para funcionar correctamente.

Tratamiento

Si se sospecha una enfermedad hep√°tica, un veterinario ordenar√° un trabajo de laboratorio para evaluar la funci√≥n del entra√Īa. Las enzimas hep√°ticas elevadas que se encuentran en la crimen, como la alanina transaminasa (ALT), la aspartato transaminasa (AST) y la fosfatasa alcalina (ALP), pueden indicar un problema. Adicionalmente, los niveles en crimen de bilirrubina (una sustancia que se encuentra en la humor) y alb√ļmina (una prote√≠na producida por el h√≠gado) brindan informaci√≥n sobre la sanidad caudillo del h√≠gado. Y un hemograma completo puede indicar la presencia de una infecci√≥n o inflamaci√≥n. Las im√°genes abdominales, como las radiograf√≠as (rayos X) o una ecograf√≠a, pueden revelar tejido cicatricial y tumores en o rodeando de la regi√≥n del h√≠gado. Si se encuentra un tumor, su veterinario puede confiar una biopsia para comprobar la presencia de bacterias, c√©lulas cancerosas y m√°s.

Las opciones de tratamiento para la enfermedad hep√°tica aguda dependen del tipo de toxina y del l√≠mite de da√Īo causado al h√≠gado. Los l√≠quidos y electrolitos, la suplementaci√≥n con ox√≠geno y la actividad restringida son el protocolo recomendado, mientras que los casos graves pueden beneficiarse de la viandas ent√©rica o por cat√©ter y de un ciclo de terap√©utica. La obstrucci√≥n del conducto biliar a veces se puede remediar con medicamentos como el ursodiol. Sin retenci√≥n, para la obstrucci√≥n completa del conducto, a menudo es necesaria la cirug√≠a. La cirug√≠a tiene una entrada tasa de √©xito para la derivaci√≥n del h√≠gado y puede ser una cura para la mayor√≠a de los perros. Se pueden establecer antibi√≥ticos y medicamentos antivirales en presencia de infecci√≥n. Sin retenci√≥n, la hepatitis cr√≥nica activa, no reversible ni curable, a menudo se proxenetismo con medicamentos y una dieta restringida. El tratamiento para los tumores hep√°ticos o el c√°ncer depender√° de los resultados de las pruebas y puede incluir cirug√≠a, quimioterapia y la agencia de medicamentos.

Los medicamentos y los suplementos (como Denamarin) pueden ayudar a muchos perros con enfermedades hep√°ticas o da√Īos a radicar por primaveras con s√≠ntomas m√≠nimos. En algunos casos, incluso son necesarios cambios en la dieta. La respuesta al tratamiento depende del perro individual, pero el cumplimiento del propietario es un componente importante para el √©xito. Aseg√ļrese de cumplir con las recomendaciones de su veterinario para los medicamentos, la dieta y las pruebas y ex√°menes de seguimiento.

Cómo organizar la enfermedad hepática

Si admisiblemente persistir a su perro sano implica ex√°menes rutinarios de bienestar, hay otras formas de apoyar la sanidad de su h√≠gado. Prescindir de proporcionar a su perro con alimentos grasos y aseg√ļrese de permitir mucho deporte y tiempo al vendaval atrevido. Mantenga todas las sustancias t√≥xicas, como anticongelantes y disolventes de pintura, bajo zancadilla y fuera del calibre de su perro. Y, agregue suplementos como el vinagre de diente de arrogante y la sidra de manzana a la dieta de su perro para una ¬ędestreza¬Ľ estacional que asegure una funci√≥n de vida √≥ptima.

Deja un comentario