Conocé todo Gerbils como mascotas


Estás en Pequeñas mascotas – Gerbils Gerbils como mascotas


Los jerbos pueden ser fácilmente domesticados, teniendo paciencia y consistencia.

Primero, algunos consejos para juntar jerbos:

  • Nunca Recoge un jerbo por la pan dulce.
  • La mejor guisa es aceptar el jerbo simplemente ahuecándolo en la palma de la mano. Puede sujetar suavemente el borde del cuello (sujetar la piel suelta en la parte posterior del cuello) para evitar que el jerbo se escape si es necesario.
  • Si no se siente cĂłmodo al juntar un jerbo indomable como se muestra hacia lo alto, entonces permita que el gerbo entre en una taza girada en torno a un costado (o dirija suavemente el gerbo en torno a la taza), y luego incline la taza en torno a hacia lo alto para transportar el gerbo. Coloque una mano sobre la copa, ya que los jerbos pueden saltar muy acertadamente. TodavĂ­a puede utilizar un tubo de cartĂłn (por ejemplo, de un rollo de toalla de papel) para este propĂłsito.

Domar un jerbo requiere un poco de paciencia para obtener su confianza, pero hará que el manejo de sus jerbos sea mucho más ligera y gratificante. Aquí hay un sumario de los pasos involucrados:

  • Dele a los nuevos jerbos unos dĂ­as para adaptarse a su nuevo hogar (mantenga el mantenimiento y la interacciĂłn al reducido).
  • MuĂ©vete lentamente y palabra suavemente aproximadamente de los jerbos.
  • Limite la interacciĂłn a los momentos en que el jerbo está despierto, ¡despertar a un gerbo no es una buena guisa de ganarse su confianza!
  • Comienza a sentarte adjunto a la armazĂłn para encuadrar los jerbos a tu presencia.
  • Ofrezca una bombĂłn (semillas de mirasol o calabaza) cuando el jerbo se acerque a las barras de la armazĂłn.
  • Una vez que sus jerbos se sientan cĂłmodos llevando golosinas de su mano a travĂ©s de los barrotes de la armazĂłn, ofrezcan golosinas a travĂ©s de la puerta de la armazĂłn abierta.
  • Una vez que su jerbo tome alegremente las golosinas de su mano, coloque una bombĂłn en su mano abierta para atraer a un gerbil a que tome la mano para recuperar la bombĂłn.
  • Una vez que su jerbo no dude en tocar su mano, coloque una bombĂłn en su antebrazo y permita que el gerbo se suba a su mano para obtener la bombĂłn.
  • Cuando sus jerbos se sientan cĂłmodos trepándose en su mano, intente rascarse suavemente los costados y la parte posterior de sus cabezas (imitando el comportamiento natural de aseo de los jerbos).
  • Evite perseguir o agarrar los jerbos para retornar a colocarlos en su armazĂłn si han estado fuera. Trate de atraer a los jerbos en torno a antes con las golosinas favoritas, o trate de llevarlos suavemente a la armazĂłn.
  • Maneja tus jerbos regularmente para mantenerlos acertadamente socializados. Los jerbos son activos y curiosos y apreciarán el tiempo diario fuera de la armazĂłn.

Comenzar con unos jerbos jóvenes facilitará mucho este proceso. Se aconseja sostener más de un jerbo; aunque algunas personas temen que sea más difícil domesticar múltiples jerbos (porque se unen entre sí), es probable que un solo jerbo esté estresado y nervioso, y por lo tanto puede ser más difícil de domesticar. Usa muchas golosinas y trabaja en pequeños pasos; Asegúrese de que sus jerbos estén cómodos con cada paso ayer de continuar con el venidero. Probablemente es mejor no permitir que los jerbos corran fuera de la armazón hasta que estén domesticados: el estrés de perseguirlos, atraparlos y devolverlos a la armazón puede asustarlos y hacer que te teman.

Deja un comentario