Conocé todo Influenza canina: cómo la gripe canina puede afectar a su perro


Estás en Vitalidad y bienestar de los perros РEnfermedades y trastornos de los perros Influenza canina: cómo la catarro canina puede afectar a su perro


La influenza canina es una infecci√≥n virulento en gran medida contagiosa que ocurre en los perros. Incluso se√Īal catarro de perro, esta enfermedad respiratoria es causada por el virus de la influenza A. Aunque rara vez es lastimoso, la naturaleza en gran medida contagiosa de la catarro canina ha hecho que los brotes de la enfermedad sean muy preocupantes para las perreras, las oficinas veterinarias y otras instalaciones donde van los perros. Ha habido m√ļltiples brotes documentados de catarro canina en los EE. UU. Que causan el pestillo de las perreras y que las oficinas de veterinarios se ven abrumadas. Es muy importante que los due√Īos de perros comprendan la catarro canina y tomen las medidas adecuadas para evitar la exposici√≥n.

A partir de abril de 2015, se han identificado dos cepas de influenza canina: H3N8 y H3N2.

Signos de la influenza canina

Casi todos los perros que entran en contacto con la influenza canina contraer√°n el virus. Algunos perros nunca mostrar√°n signos de enfermedad. La mayor√≠a de los perros expuestos ser√°n tenuemente o moderadamente enfermos. Una peque√Īa cantidad de perros desarrollar√° una forma bajo de la enfermedad. Los perros que se enferman generalmente desarrollan uno o m√°s de los siguientes signos:

  • Tos (a veces una tos sequ√≠a y persistente que se parece a la tos de las perreras).
  • Estornudo
  • Descarga de la hocico y / o fanales.
  • Sopor
  • P√©rdida de apetito
  • Fiebre (clarividencia de 104¬ļF a 106¬ļF en la forma bajo de catarro)

Tratamiento de la catarro canina

Aunque no existe una cura conocida, la influenza canina generalmente se puede tratar con cuidados de apoyo. Si su perro muestra signos de enfermedad, contacte a su veterinario de inmediato. A posteriori de realizar un examen intensivo y algunas pruebas de diagnosis, su veterinario determinará el mejor plan. El tratamiento generalmente implica apoyar la hidratación, apoyar las micción nutricionales y alertar o tratar infecciones secundarias. Los perros con signos graves de catarro necesitarán atención veterinaria más intensiva. 

Si no se tr√°fico, la influenza canina puede conducir a pulmon√≠a. Por eso es tan importante averiguar atenci√≥n veterinaria en el primer signo de enfermedad. Con el cuidado adecuado, la mayor√≠a de los perros se recuperar√°n por completo. La mayor√≠a de los perros pueden recuperarse en casa con cuidados de apoyo. Un peque√Īo n√ļmero de perros requerir√° hospitalizaci√≥n. La tasa de mortalidad por influenza canina es inferior al 10%.

Prevención de la influenza canina

La influenza canina es una enfermedad poco m√°s nueva, por lo que los perros generalmente carecen de inmunidad natural. El virus puede afectar a perros de todas las edades, razas y tama√Īos, incluso a aquellos con una sanidad √≥ptima. Es por eso que casi todos los perros expuestos a la catarro canina se infectan.¬†

La influenza canina se transmite a trav√©s del contacto con las secreciones respiratorias de los perros infectados. La exposici√≥n igualmente puede ocurrir por contacto con objetos contaminados. El peligro de exposici√≥n aumenta en las zonas donde se re√ļnen los perros. Esto incluye perreras, parques para perros, ¬ęguarder√≠as para perros¬Ľ y eventos caninos (deportes para perros, pruebas, conformaci√≥n, etc.).

Hay vacunas disponibles para cada cepa de influenza canina (tanto por separado como combinadas). Muchos veterinarios e instalaciones de internado requieren la vacuna más nueva (H3N2) para todos los perros que ingresan a la instalación. Muchos recomiendan la cepa más antigua (H3N8) pero es posible que no la requieran. Si su perro está expuesto a muchos perros diferentes de forma regular, se pueden aconsejar ambas vacunas contra la influenza canina. Consulte a su veterinario para obtener más información sobre las vacunas disponibles contra la catarro para perros.

Por fortuna, no se sabe que la influenza canina sea transmisible de perros a humanos. Sin requisa, es posible que los humanos transfieran el virus de un perro a otro a trav√©s del contacto. Es por eso que una higiene adecuada es esencial para alertar la propagaci√≥n del virus. Aseg√ļrese de lavarse las manos, la cara y la ropa posteriormente del contacto con perros desconocidos o enfermos. Limpie a fondo todas las √°reas y objetos que puedan estar contaminados. Se sabe que los desinfectantes dom√©sticos matan el virus de la influenza canina.

Nota: La cepa H3N2 del virus de la influenza canina puede ser transmisible a los gatos. Ninguna cepa se sabe que es transmisible a otras especies.

Brotes de influenza canina

Si hay un brote de influenza canina en su campo de acción (hubo varios brotes de H3N2 en los EE. UU. En 2015), debe tomar precauciones adicionales para proteger a su perro. Suspenda las visitas a parques para perros, guarderías para perros, instalaciones de acometida y cualquier otro oficio donde muchos perros vayan y vengan. Evite todo contacto con otros perros durante los paseos. Tenga en cuenta que incluso los perros sin síntomas pueden ser contagiosos. Si su perro se enferma, contacte a su veterinario lo ayer posible.

Deja un comentario