Conocé todo Llevando a casa un gato de refugio


Estás en Admisión de gatos Рgatos Llevando a casa un felino de refugio


Así que has decidido aclarar tu casa a un felino de refugio. ¡Felicidades! Usted está ayudando a detener el problema de la sobrepoblación del felino y posiblemente haya liberado la vida de este felino.

Ser√° √ļtil enterarse qu√© esperar cuando lo traiga a casa. Habr√° una serie de cosas a tener en cuenta, tanto f√≠sicas como de comportamiento. El felino que parec√≠a cari√Īoso mientras estaba en una mazmorra puede volverse repentinamente achicopalado, retra√≠do o incluso agresivo. Una planificaci√≥n previa cuidadosa ayudar√° a evitar muchos problemas inherentes.

Su felino de refugio puede tener problemas médicos

Oportuno a las condiciones de apilamiento de muchos refugios para animales, es casi inapelable que su felino reci√©n adoptivo tenga uno o m√°s problemas m√©dicos. Es importante que lo examinen anta√Īo de traerlo a su casa, especialmente si hay otros gatos en su casa. El mejor plan es programar la cita con su veterinario para el d√≠a en que recoger√° a su felino. √Čl o ella pueden pedirle que traiga una muestra fecal y querr√° ver los registros m√©dicos que el refugio pueda proporcionar. Si este es su primer felino y no tiene un veterinario, los funcionarios del refugio probablemente pueden hacer una recomendaci√≥n. Estas son algunas de las cosas que tu veterinario revisar√°:

  • Los par√°sitos
    Las pulgas, las garrapatas y los gusanos son comunes en los refugios llenos de muchedumbre. La ti√Īa, una enfermedad zoon√≥tica incluso se puede encontrar. Si una prueba fecal revela gusanos (la mayor√≠a de las veces, gusanos redondos o tenias), se le administrar√°n medicamentos para liberar al felino de los gusanos, conexo con consejos sobre c√≥mo tratar las pulgas con un ba√Īo y / o un producto t√≥pico para el control de pulgas.
  • Prueba para enfermedades que amenazan la vida
    Muchos gatos de los refugios vivían en las calles y podían favor estado expuestos al FIV (Virus de inmunodeficiencia felina) o FeLV (Virus de la leucemia felina). No querrá soportar estas enfermedades al hogar de otros gatos, por lo que las pruebas de detección son de reincorporación prioridad. Si el felino tiene un resultado cenizo, debe departir de vacunarlo contra estas enfermedades. Mucho dependerá de la historia conocida del felino. Si él era un felino solo para interiores, es posible que no necesite las vacunas.
  • Corroborar otras enfermedades transmisibles
    Un viejo porcentaje de gatos en refugios lleva el equipaje de URIs (infecciones respiratorias superiores). Los m√°s comunes son: el virus de la panleucopenia felina (moquillo felino), el calicivirus felino y la rinotraqueitis (virus del herpes felino). Los s√≠ntomas incluyen secreci√≥n presencial, estornudos y temperatura elevada. De all√≠, el m√°s circunspecto de estos es la panleucopenia, especialmente para los gatitos j√≥venes. Si su felino da positivo en cualquiera de estas condiciones, su veterinario analizar√° las opciones de tratamiento. Si recibe una estructura de lozan√≠a limpia, se le administrar√°n vacunas para estas tres enfermedades, que se denominan ¬ęvacunas b√°sicas¬Ľ y se recomiendan para todos los gatos, excepto los muy viejos o muy enfermos.
  • Realizar un examen fisico
    Mientras revisa las condiciones mencionadas anteriormente, su veterinario realizará un examen físico completo de su nuevo felino, incluso palpándole el barriga y revisando si hay bultos y protuberancias. Luego administrará las vacunas indicadas. Si el felino no ha sido castrado, se hará una cita en este momento para una castración o castración.

Trayendo a tu refugio el felino a casa

Su nuevo felino ya ha tenido un d√≠a dif√≠cil, y probablemente se estresar√° cuando lo traiga a casa. Lo m√°s probable es que est√© acostumbrado al entorno cerrado de una mazmorra de refugio, por lo que ser√≠a mejor mantenerlo recluido en una habitaci√≥n peque√Īa y segura durante los primeros d√≠as, especialmente si hay otros gatos en la casa.

Deja que tu felino establezca las reglas al principio. No se sorprenda si el felino se esconde debajo de la cama durante varios días. Mientras él o ella tenga comida, agua, una caja de arena, un sitio para adormilarse y un chirimbolo o dos, estará adecuadamente. Lo más probable es que cuando no esté en la habitación, salga a yantar, use la caja de arena o explore.

Aumente gradualmente su tiempo juntos. Hable con su felino cuando est√© en la habitaci√≥n segura. Es posible que desee sentarse en una arn√©s y descifrar un ejemplar. √Čl vendr√° cuando finalmente se sienta seguro contigo, pero no te apresures. Cuenta tus victorias en peque√Īos incrementos: la primera vez que te mira desde debajo de la cama; la primera vez que juega con un chirimbolo de varita contigo; La primera vez que √©l toma una delicadeza le ofreces. Cuando finalmente salte y se acomode en su regazo, sabr√° que ahora est√° tu Micho, y ya no es un felino refugio.

Deja un comentario