Conocé todo Mitos del comportamiento del gato decodificados


Est√°s en Tabitha Kucera RVT, CCBC, KPA-CTP – The Spruce Pets Mitos del comportamiento del micifuz decodificados


Los gatos son una de las mascotas m√°s populares, pero a menudo son mal entendidos. Esto se debe, en parte, a los muchos mitos y estereotipos que com√ļnmente se comparten sobre los gatos. Es hora de separar los hechos de la ficci√≥n disipando cuatro mitos comunes sobre los gatos.

Mito: los gatos no pueden ser entrenados

Existe la idea err√≥nea de que los gatos no pueden ser entrenados, o que entrenarlos es m√°s dif√≠cil que con los perros. Ambas declaraciones son falsas y pueden ser perjudiciales cuando el due√Īo de un micifuz las cree. Cuando los due√Īos sienten que sus gatos no pueden ser entrenados, adem√°s creen que los problemas de comportamiento de los gatos no se pueden resolver. A menudo, esto puede tener consecuencias fatales para los gatos, incluida la eutanasia y la renuncia.¬†

La verdad es que muchos problemas de conducta felina se pueden resolver y son f√°ciles de entrenar. A los gatos se les pueden ense√Īar los comportamientos b√°sicos (focalizaci√≥n, atenci√≥n), los comportamientos positivos de manejo (cortes de u√Īas, cepillado y manejo), y trucos divertidos (roll over, high five).

Cuando entrene a los gatos, concéntrese en lo bueno, lo que significa, céntrese en los comportamientos positivos y construya sobre ellos en punto de decirle a un animal lo que no debe hacer. Los métodos de entrenamiento positivos aceleran el estudios, ya que los animales pueden entender mejor lo que les pedimos en punto de decirles repetidamente que no. Estos métodos además ayudan no solo a perdurar el entrenamiento divertido tanto para el profesor como para el estudiante, sino que además crean estudiantes entusiastas y fomentan la creatividad y fortalecen el vínculo entre los animales y los animales.

Usar aversivos significa poco que no le gusta al micifuz (es afirmar, rociar con agua, dar golpes, bramar, caer) para detener el comportamiento no se recomienda. El uso de aversivos no le ense√Īa al micifuz el comportamiento deseado (el micifuz aprende a esperar hasta que usted no est√© cerca anta√Īo de involucrarse en el comportamiento), no comunica efectivamente con su micifuz lo que quiere, puede aumentar el miedo y la ansiedad, y puede causar P√≠caro para tenerte miedo y da√Īar el v√≠nculo humano-animal.

10 cosas raras que tu micifuz hace y por qué

Mito: cuando tu micifuz te muestra su vientre, siempre quieren que acaricies su vientre

Muchas personas lo ven y lo toman como una invitación a frotar la barriga de su micifuz, pero en la mayoría de los casos, eso no es lo que el micifuz le está comunicando cuando expone su mondongo. 

Los gatos a veces ruedan de espaldas para mostrar una postura defensiva. Cuando un micifuz siente que no puede escapar, rodar√° sobre su espalda para usar mejor sus garras y dientes contra un depredador. El mondongo de un micifuz es un campo de acci√≥n muy pasivo porque contiene muchos √≥rganos vitales. No lo tome personalmente si su micifuz lo ara√Īa o lo muerde cuando le frota la barriga.¬†

Un micifuz acostado boca en lo alto, exponiendo su mondongo en un animación habitual como su hogar, a menudo además puede comunicar que está relajada y se siente segura en su entorno. La gata se siente tan cómoda que se acuesta boca en lo alto y expone sus órganos vitales en punto de observar a los depredadores. 

Adicionalmente, los gatos pueden recostarse sobre sus espaldas cuando quieren retar. Este es el momento de sacar la varita de plumas o su pateador de catnip predilecto. Evite usar sus manos y pies para retar con su micifuz porque queremos ense√Īarle el grupo apropiado y que sus manos y pies nunca sean juguetes para atacar.

El mejor enfoque cuando ves a tu micifuz mostrando su mondongo es perdurar tus manos despejadas. Si acaricia a su micifuz mientras su mondongo está expuesto, evite acariciarlo y acaricie sus hombros, comienzo y mandíbula, acariciando solo a la mascota unas cuantas veces. Controle el jerigonza corporal de su micifuz y, a primera sagacidad, de la agitación o el exceso de excitación, déle espacio y deje de acariciar. Los signos comunes de exceso de excitación son espasmos y latigazos en la rabo, orejas y bigotes en torno a a espaldas, espasmos en la piel, pelo en el cuerpo o la rabo y una apariencia fija.

Mito: Los gatitos no necesitan socialización

Contrariamente a la creencia popular, es tan importante que los gatitos sean socializados y entrenados como lo son para los cachorros. 

Los gatos tienen un per√≠odo de socializaci√≥n durante las primeras semanas de vida, cayendo entre las 2 y 7 semanas de a√Īos. Durante este per√≠odo, est√°n aprendiendo lo que es seguro e inseguro en su entorno. Algunos consultores certificados en comportamiento de gatos, hospitales veterinarios y refugios para animales incluso ofrecen clases de socializaci√≥n para gatitos, a menudo llamadas oasis de infantes para gatitos.¬†

La mala socializaci√≥n puede hacer que los visitantes se oculten, teman a otras mascotas, se adapten lentamente a nuevos entornos y se sientan temerosos y agresivos con el manejo en las visitas veterinarias. Es m√°s probable que estos gatos se estresen y / o tengan miedo y comiencen a orinar fuera de la caja, lo que puede ocasionar que se da√Īe el v√≠nculo entre humanos y animales y que los due√Īos renuncien a sus gatos.¬†

Sin requisa, los gatitos adecuadamente socializados que han recibido experiencias positivas en torno a muchas personas diferentes, gatitos, entornos y procedimientos de manejo desconocidos son más propensos a ser extrovertidos, sociales y tienen mejores habilidades de afrontamiento, lo que dará como resultado vínculos más fuertes entre humanos y animales y menos Problemas de comportamiento. Estos gatitos además tienen más probabilidades de cobrar atención veterinaria anual, ya que los propietarios no tendrán miedo de resistir a sus gatos.

Mito: Los gatos act√ļan de la falta¬†

A diferencia de los humanos, los gatos no act√ļan por despecho. El antropomorfismo se define como la atribuci√≥n de caracter√≠sticas humanas a un animal u objeto. Normalmente interpretamos los sentimientos de los animales seg√ļn lo que vemos como jerigonza corporal humano y no como jerigonza corporal de micifuz.¬†

Es natural que hagamos esto porque queremos relacionarnos con nuestros gatos y esto puede ayudar a crear lazos con los animales, pero además puede ser perjudicial. 

Por ejemplo, si un propietario piensa que su micifuz (s) va al ba√Īo fuera de la caja de arena, es m√°s probable que aborden este problema de forma negativa, lo que aumentar√° el problema y da√Īar√° el v√≠nculo con su micifuz.

Si abordan las causas reales (estrés, miedo, ansiedad, problema médico), los propietarios abordarán el problema de forma empática y obtendrán la ayuda que necesitan para resolver el problema.

Deja un comentario