Conocé todo ¿Pueden los perros comer lechuga ?


Estás en Jennifer Lesser – The Spruce Pets ¿Pueden los perros tomar lechuga ?


En los meses más cálidos, no hay mínimo mejor que una fresca ensalada de verano, ya sea que esté cenando al vendaval rescatado en su restaurante preferido o que organice una parrilla en el patio. Pero cuando estás comiendo lechuga y Fido te da esa examen anhelante, ¿es poco que puedas compartir ?

El consenso caudillo es que, sí, la lechuga es una opción aceptable de «comida humana» para ofrecer a su perro, pero las ensaladas definitivamente están fuera de los límites. Ya sea romana, rúcula o iceberg, la lechuga suele ser una opción segura para los perros porque contiene hasta un 90 por ciento de agua. Mejor aún, la lechuga es muy devaluación en calorías y contiene algunos beneficios para la vigor, por lo que es un gran regalo incluso para los perros con sobrepeso o mayores. Por otra parte, ¿a qué perro no le encanta esa crisis ?

¿Es la lechuga segura para perros ?

Cualquier persona que se haya excedido en el consumo de lechuga u otras verduras de hoja verde sabe que muchas cosas buenas, en este caso, pueden causar problemas de barriga, y su perro no es diferente. La lechuga se debe ofrecer con moderación para evitar problemas gastrointestinales como la diarrea en su mascota. Correcto a su suspensión contenido de fibra, la lechuga todavía puede ser más difícil de digerir para los perros cuando se ofrece en trozos más grandes, por lo que siempre es una buena idea cortarla ayer de entregársela a su amigo de cuatro patas. Puede encontrar que su hijo prefiere la sección central crujiente o la parte exógeno de la lechuga. De cualquier modo, la lechuga no es fácilmente digerible para perros de cualquier tamaño, por lo que aún querrá ofrecer trozos pequeños.

Los padres de mascotas todavía deben tener cuidado con el tipo de lechuga que le estás ofreciendo a tu perro, ya que algunas verduras tienen el potencial de ser dañinas. Tu amigo de cuatro patas puede ir en escudriñamiento de verduras como la arúgula, la brecolera, la espinaca y la col rizada, que contienen vitaminas como K y C que pueden beneficiar a tu perro de la misma modo que benefician a los humanos. Pero mientras que la espinaca contiene vitaminas como A, B, C y K, todavía tiene un suspensión contenido de ácido oxálico, lo que puede dificultar la capacidad del cuerpo para absorber el calcio e incluso causar daño renal. Otro verde de hoja que contiene compuestos naturales potencialmente dañinos es la col rizada, ya que está vinculada a los perros que desarrollan cálculos en los riñones y la vejiga, y contiene isotiocianatos, que pueden causar irritación gástrica en su perro. Si aceptablemente los expertos están de acuerdo en que su mascota probablemente tenga que consumir cantidades muy grandes de estas variedades de lechuga para que se les haga daño, aún deben ofrecerse con moderación para que su perro obtenga los beneficios de vigor sin ningún aventura.

Otra causa de preocupación sería la lechuga que no se residuo a fondo. Los saludos recientes han demostrado que la lechuga está contaminada con enfermedades que van desde la E. coli hasta la listeria, por lo que siempre es importante para la vigor de su mascota, y la suya, comprobar de que la lechuga se lava muy aceptablemente ayer de servirla.

Por postrer, si aceptablemente puede estar aceptablemente ofrecerle a tu perro lechuga, nunca debes dejar que Fido masque la ensalada que te queda. Las ensaladas a menudo están llenas de otros ingredientes, como cebollas o nueces, que pueden ser tóxicos para su perro. Al mismo tiempo, ingredientes como aderezos con diversos ingredientes y conservantes todavía pueden alterar a su perro o hacer que aumente de peso. Por esa razón, la lechuga cocida todavía se puede ofrecer, siempre y cuando no contenga otros ingredientes.

Beneficios para la vigor de la lechuga para perros

Si aceptablemente el suspensión contenido de agua de la lechuga (especialmente la lechuga iceberg) significa que no siempre tiene el mismo sabor nutricional que otros vegetales, es una buena fuente de fibra y betacaroteno, un pigmento que se convierte en vitamina A. El valía nutricional de la lechuga puede variar ampliamente entre variedades, pero en caudillo, los expertos coinciden en que existen otras verduras que pueden proporcionar un veterano valía nutricional para su hijo, como las judías verdes y las zanahorias.

Tenga en cuenta que hay algunas verduras y plantas que su perro nunca debe consumir, incluidas las cebollas, el ajo o las cebolletas conveniente a su capacidad para causar daño a los glóbulos rojos; ruibarbo porque puede causar temblores o insuficiencia renal; y setas porque ciertas variedades pueden ser venenosas.

Al igual que con cualquier “alimento humano”, siempre querrá comprobar de consultar a su veterinario ayer de ofrecerle lechuga o cualquier otro vegetal, ya que él o ella sabrán mejor si es probable que cause malestar estomacal u otros problemas de vigor en su mascota individual .

Deja un comentario