Conoc√© todo ¬ŅQu√© es la gastroenteritis hemorr√°gica (HGE) en los perros ?


Est√°s en Vigor y bienestar de los perros – Enfermedades y trastornos de los perros ¬ŅQu√© es la gastroenteritis hemorr√°gica (HGE) en los perros ?


Un caso repentino de diarrea sanguinolenta es a menudo la primera se√Īal de que un perro puede tener gastroenteritis hemorr√°gica (HGE), que causa sangr√≠a gastrointestinal. La enfermedad igualmente puede causar v√≥mitos unido con otros s√≠ntomas y, a menudo, se presenta muy r√°pidamente.

Si nota casta en las heces de su perro, es importante que se ponga en contacto con su veterinario de inmediato. Si admisiblemente este igualmente es un se√Īal de muchas enfermedades diferentes, es severo y debe tratarse de guisa agresiva. Si no se tr√°fico, el HGE puede ser lamentable. Sin requisa, con la atenci√≥n veterinaria inmediata, la mayor√≠a de los perros responden al tratamiento y se recuperan en unos pocos d√≠as.

Signos y síntomas

El signo m√°s trascendental que se observa con el HGE es la aparici√≥n s√ļbita de diarrea con casta en un perro previamente sano. A menudo es de color rojo brillante y muchas personas lo comparan con la mermelada de frambuesa. Todav√≠a puede notar un mal olor que es todo menos corriente.

Otros síntomas comunes incluyen vómitos, pérdida de apetito (anorexia) y una rápida disminución de la energía (apatía o insensibilidad). La deshidratación generalmente no se ve clínicamente en la presentación original, pero el shock puede desarrollarse rápidamente sin tratamiento. Del mismo modo, algunos perros pueden desarrollar fiebre, aunque esto no es muy popular.

Correcto a que hay muchas causas de vómitos y diarrea en los perros, siempre se recomienda que llame a su veterinario para charlar sobre lo que está sucediendo. Solo su veterinario puede aconsejarle adecuadamente si es una situación que puede esperar o si suena como una emergencia.

Causas

La causa exacta de esta enfermedad es desconocida, aunque existen varias teor√≠as. Estos incluyen una reacci√≥n adversa a un cambio en los alimentos, una infecci√≥n bacteriana o un virus, o una reacci√≥n a par√°sitos intestinales. Por otra parte, se cree que el estr√©s o la hiperposici√≥n pueden desempe√Īar un papel en el expansi√≥n de HGE.

Los perros que tienen un episodio de HGE pueden ser propensos a otra ocurrencia. Muchos perros nunca experimentan HGE.

Perros de parada aventura

HGE puede afectar a cualquier raza de perro a cualquier perduración y no es más frecuente en machos o hembras. El caso original puede ocurrir cerca de de los 2 a 5 primaveras de perduración.

Tiende a suceder un anciano porcentaje de casos en razas de cacharro y miniatura. En particular, los terriers de Yorkshire, maltés, y pinschers en miniatura, schnauzers y caniches son propensos a desarrollar HGE.

Dictamen

La HGE se diagnostica principalmente al descartar otras causas de heces con casta. La aparición repentina de diarrea con casta y un parada grosor de células empaquetadas (PCV, por sus siglas en inglés) en una regla de perro previamente saludable a auspicio del dictamen de HGE. 

Otras causas de sangr√≠a gastrointestinal que deben considerarse como posibilidades incluyen √ļlceras gastrointestinales o c√°ncer, colitis, parvovirus y coronavirus. Su veterinario igualmente querr√° descartar bacterias como¬†Campylobacter sp¬†Salmonella sp, yClostridium sp, y Escherichia coli.

Es probable que su veterinario igualmente busque otros problemas de sanidad como:

  • Leptospirosis
  • Lombrices
  • Anquilostomas
  • Coccidiosis
  • Giardiasis
  • Warfarina (ponzo√Īa para ratas) toxicidad
  • Trombocitopenia (plaquetas bajas)
  • Hipoadrenocorticismo

Tratamiento y recuperación

Si a su perro se le diagnostica HGE, es probable que sea necesaria la hospitalización durante varios días. Esto se debe a que se requiere atención de apoyo agresiva durante el tratamiento y no es poco que se pueda hacer en casa.

Es característico que los perros no reciban comida ni agua por la boca durante uno a cuatro días. En su circunstancia, recibirán terapia de líquidos por vía intravenosa (IV) con potasio apéndice a los líquidos. Todavía se recomiendan antibióticos, administrados por vía intravenosa o por inyección subcutánea.

La comida debe reintroducirse lentamente. En caso de que se piense que el HGE está relacionado con los alimentos, su veterinario igualmente puede encargar cambiar a una proteína nueva (como pollo, cordero o pinrel cottage) que el perro no suele engullir.

La buena información es que con este cuidado agresivo, la mayoría de los perros se recuperan en unos pocos días. Algunos perros pueden tener episodios repetidos de HGE. Luego de la recuperación de su perro, pídale a su veterinario que le recomiende alguna guisa de resumir el aventura de reincidencia. Por ejemplo, proveer a su perro con la misma comida de ingreso calidad en circunstancia de cambiarlo periódicamente puede ayudar.

Fuente: 

Mitchell KD. Gastroenteritis hemorr√°gica en animales peque√Īos. Manual veterinario de merck. 2018.

Deja un comentario