Conocé todo Trastorno de la vejiga natatoria en peces de acuario


Est√°s en peces de agua dulce y acuarios – vigor de peces de agua dulce Trastorno de la vejiga natatoria en peces de pecera


El trastorno de la vejiga natatoria se refiere a una serie de problemas que afectan a la vejiga natatoria, en sitio de una sola enfermedad. Aunque se ve con anciano frecuencia en peces de colores y bettas, puede afectar pr√°cticamente a cualquier especie de pez.

En este trastorno, la vejiga natatoria no funciona normalmente correcto a una enfermedad, defectos físicos o factores mecánicos / ambientales. Los peces afectados exhibirán problemas con la flotabilidad, es aseverar, tendrán dificultades para flotar.

Síntomas del trastorno de la vejiga natatoria

Los peces que sufren de trastorno de la vejiga natatoria muestran una variedad de síntomas que incluyen principalmente flotabilidad, como flotar boca debajo, hundirse en el fondo del tanque, pararse sobre su cabecera o pelear para persistir una posición enhiesto ordinario.

Igualmente pueden presentarse otros signos f√≠sicos, como la barriga distendida o la espalda curvada. Los peces afectados pueden yantar normalmente o no tener ning√ļn apetito. Si existen problemas graves de flotabilidad, es posible que los peces no puedan alimentarse normalmente o incluso que lleguen a la superficie del agua.

Causas del trastorno de la vejiga natatoria

Este trastorno generalmente es causado por la compresión de la vejiga natatoria. La causa más popular de la compresión de la vejiga natatoria es un estómago distendido por yantar rápidamente, yantar en exceso o tragar ventilación. Tomar alimentos congelados o en escamas secas que se expanden cuando se humedecen a menudo lleva a agrandar el estómago o el intestino.

La depreciación temperatura del agua puede retardar el proceso digestivo, lo que a su vez puede resultar en un intestino agrandado, que igualmente ejerce presión sobre la vejiga natatoria.

Las causas menos comunes de la compresi√≥n de la vejiga natatoria son otros √≥rganos que se agrandan. Los quistes en los ri√Īones, los dep√≥sitos de gordo en el h√≠gado o la uni√≥n del huevo en las hembras pueden provocar un agrandamiento suficiente para afectar la vejiga natatoria.

Los par√°sitos o infecciones bacterianas igualmente pueden inflamar la vejiga natatoria. Ocasionalmente, un moret√≥n robusto al arrear un objeto en el tanque, una pelea o ca√≠da puede da√Īar la vejiga natatoria, causando problemas que pueden ser permanentes.

Rara vez los peces nacen con defectos de inicio que afectan la vejiga natatoria, pero en estos casos, los síntomas están presentes desde una existencia temprana.

Tratamiento del trastorno de la vejiga natatoria

Adecuado a que un estómago o intestino agrandado es la causa más popular del trastorno de la vejiga natatoria, el primer curso de influencia es no avivar a los peces durante tres días. Al mismo tiempo, aumente la temperatura del agua a 80 grados y déjela allí durante el tratamiento.

Al cuarto día, alimenta a los guisantes cocidos y pelados. Los guisantes congelados son ideales para esto, ya que se pueden cocer en el microondas o hervir durante unos segundos para descongelarlos, lo que resulta en la consistencia adecuada (no demasiado blanda, pero siquiera demasiado firme). Retire la piel, y luego sirva el pésol al pescado. Este curso de influencia resuelve muchos casos de trastorno de la vejiga natatoria.

Mientras comercio a los peces, a menudo ayuda a acortar el nivel de agua para simplificar el movimiento de los peces internamente del tanque. En tanques con una robusto corriente de agua, ayudar√° a acortar el flujo de agua mientras se comercio a los peces.

Si el pez afectado flota con parte de su cuerpo constantemente expuesto al ventilación, la aplicación de un poco de capa protectora en el ámbito expuesta ayudará a evitar el crecimiento de llagas. La nutriente manual puede ser necesaria si el pez tiene problemas significativos con el movimiento.

Si el ayuno y la nutriente de los guisantes no alivian el problema, y ‚Äč‚Äčel pescado tiene una desalojo intestinal ordinario, es probable que el problema no se deba a un est√≥mago agrandado o constipado. Los peces pueden exhibir signos de infecci√≥n, como aletas enganchadas, temblores y descuido de apetito. El tratamiento con un antibi√≥tico de amplio espectro puede ayudar en estos casos (y para esto, deber√° pasar revista a su veterinario).

Cuando se sospecha que el pez tiene un trastorno de la vejiga natatoria correcto a una ca√≠da o dislocaci√≥n, el tiempo es el √ļnico tratamiento. Mantenga el agua limpia y entre 78 y 80 grados y agregue una peque√Īa cantidad de sal de pecera al tanque. Si el pez no se recupera y no puede yantar, la resoluci√≥n humanitaria puede ser la eutanasia.

Prevención del trastorno de la vejiga natatoria

La creciente evidencia indica que los nitratos elevados pueden tener una parte en esta dolencia. Es proporcionadamente sabido que las malas condiciones del agua hacen que los peces sean más susceptibles a las infecciones. Sustentar el tanque íntegro y realizar cambios regulares de agua contribuirá en gran medida a preparar el trastorno de la vejiga natatoria.

Sustentar la temperatura del agua un poco más incorporación ayudará a la digestión y, posiblemente, evitará el constipado, otra causa importante de los problemas de la vejiga natatoria.

El uso de alimentos de incorporación calidad ayudará, y remojar los alimentos secos durante unos minutos ayer de alimentarlos ayudará a preparar el constipado. Siempre descongelar proporcionadamente los alimentos congelados ayer de alimentarlos. Para los peces que con frecuencia tragan ventilación cuando se alimentan en la superficie, intente cambiar a los alimentos que se hunden.

Para todos los peces que han tenido una serie de trastornos de la vejiga natatoria, es aconsejable acortar la nutriente com√ļn. Alimente porciones m√°s peque√Īas para que no puedan yantar en exceso.

Deja un comentario