Cu√°nto viven los salmones

Estás en la categoria: Carnívoros

Información sobre:

Cu√°nto viven los salmones


Los salmones viven unos diez a√Īos, mas en libertad su esperanza de vida es sensiblemente menor debido a la pesca y otros predadores.

Dónde viven los salmones

Este género de pez acostumbra a vivir en los ríos y en los océanos Atlántico y Pacifico.

Qué comen los salmones

Son animales carn√≠voros. Se nutren de peces m√°s peque√Īos, crust√°ceos y tambi√©n insectos.

Cu√°nto miden los salmones

A la hora de charlar de su tama√Īo, este es uno de los peces reconocidos por tener un extenso di√°metro, llegando a ostentar una longitud promedio de 1 metro.

Cu√°nto pesan los salmones

Con una media de seis kilos, existen algunos que alcanzan un peso de veinte kilogramos.

Reproducción y ciclo vital de los salmones

Tiene una vida evolutiva donde están continuamente viajando. De esta manera, suelen nacer en aguas dulces, se dan un camino hasta el océano y desde allá retornan a los ríos para procrearse.

Se calcula que el noventa por ciento de los salmones que hacen su expedición hasta el océano regresan justo al mismo sitio en donde nacieron (si bien no se sabe totalmente de qué forma consiguen saberlo).

Al parecer, estos animales tienen un sentido del olfato muy avanzado que es capaz de dejarles distinguir la química de sus aguas de origen. Otras tesis aseveran que estos peces heredan una suerte de mapa imantado que les deja reconocer la calidad del agua en la que deben continuar para preservar su salud.

Como afirmábamos, los salmones acostumbran a reproducirse en aguas dulces. Y de ahí comienzan el viaje para ir hasta al mar en donde se nutren y medran. Cuando han alcanzado la madurez, deciden entonces retornar. De esta forma, los recorridos que acostumbran a viajar pueden ser de miles y miles de kilómetros (tal y como si se tratase de un regreso a casa, se dirigen a exactamente las mismas aguas dulces donde sus antepasados los concibieron).

En el instante del desove, la hembra acostumbra a pasar largos periodos frente al nido. Y cuando el ritual empieza, este pez se arquea, dejando su aleta anal cara abajo. Tras estremecerse de forma fuerte, el pez macho observa estos signos y se aproxima, arqueándose del mismo modo. Entonces, en el instante de mayor tensión, la hembra libera los huevos y el mancho el esperma, dando comienzo a la nueva generación de peces.

Después de que el esperma recae en los huevos, la hembra procede entonces a sepultarlos, los que quedan absolutamente cubiertos. Tras esto, la hembra descansa por un periodo para entonces regresar a reiterar el proceso, donde seguramente otro macho va a tener la ocasión de efectuar su función como fecundador.

Lo curioso es que, una vez se complete este proceso, la hembra, que a esas alturas ya se halla agotada, se deja arrastrar por el flujo de la corriente del río cara aguas más mansas, donde con toda probabilidad admite su muerte al ver cumplida su misión como especie.

Curiosidades de los salmones

Características de los salmones

Su quijada inferior es bastante peque√Īa, si bien la superior resulta bastante grande.

Depredadores de los salmones

Los osos tienen una gran afici√≥n por los salmones, dado el tama√Īo que llegan a ostentar y en tanto es una presa simple de apresar en los puntos precisos donde comienzan las quebradas.

Los salmones, un nutritivo manjar

Uno de los peces que mejor sabor y preferencia tienen en el planeta gastron√≥mico es el salm√≥n. Este pez puede cultivarse y criar en los estanques. Su producci√≥n comercial se comienzo all√≠ en los a√Īos setenta, siendo el pa√≠s de Noruega uno de los mayores productores que existen en el planeta, seguido por Chile, R. Unido y Canad√°.

El salm√≥n es un comestible de altos componentes de prote√≠nas y √°cidos grasos, siendo el Omega tres el que mayor estrellato tiene, condiciones que le dejan entrar en la categor√≠a llamada como un pescado azul. El c√°lculo que se tiene es que aporta once gramos de grasa por cada cien gramos de carne, raz√≥n por la que su carne puede ser equiparada con la de las sardinas y el at√ļn.

Su aporte para la salud se ve meridianamente reflejado al reducir el nivel del colesterol, los triglicéridos y favorecer el ritmo cardiaco, eludiendo la capacitación de coágulos o bien trombos. Todo esto le deja transformarse en un pez de grandes aportes para la salud humana.

La próxima vez que vayas a comer salmón, acuérdate de todo esto y agradece a la vida por el lujo que puedes darte de nutrirte con un pez tan inusual.

Deja un comentario